lunes, 15 de agosto de 2016

Comité Olímpico para la Mediocridad (COMED)

COMITÉ OLÍMPICO PARA LA MEDIOCRIDAD
(Real Federación Española)

¿Músico y escritor?
¿Periodista y actor?
¿Deportista y poeta?

Vayan eligiendo: una de las dos habilidades han de hacer mal.
Nadie brilla dos veces en la misma peana.

domingo, 14 de agosto de 2016

Deporte nacional

A mi lado, en la terraza, hay un señor que afirma que "Vicente del Bosque es un hijoputa". Lo sostiene con rotundidad, convencido de lo que dice, solícito a quien quiera escuchar su retahíla de improperios futbolísticos. Le molesta mi desinterés. Le decepciona, seguramente, que no me sume al linchamiento. Como esa señora que cruza al volver de la compra y con los brazos doblados por el peso, replica: "¡Y Casillas otro payaso!".

Es la endeble venganza de los de abajo: insultar calumniar, descalificar a los famosos. Pronto será deporte nacional. 

En vivo y en directo

Primero el cine se encargó de amansar nuestra retina. En la gran pantalla cobraron forma actos atroces nunca antes contemplados de manera simultánea por tantos millones de ojos. Por su parte, la televisión recreó con especial agudeza el instante cruento, la caída, el atropello, la cornada. Ahora internet nos ofrece su infinito arsenal de imágenes y audios: los segundos previos al impacto, la agonía de un padre y su hijo, el cuerpo del terrorista volando por los aires...

Lo observamos mientras comemos, tomando café con un amigo, durante la pausa del partido, en horario infantil, a cualquier hora. Lo miramos y remiramos impasibles, molestos incluso, con hartazgo, con cansancio, con asco. Nuestra mirada ha enfermado de tanta violencia, de tanto drama, de tanto tanto. Su voracidad conduce a la indigestión. Queremos cerrar los ojos pero no podemos. Lo inmedito nos sacude con un nuevo espanto. Miremos donde miremos, el horror se nos sirve crudo, espeluznante, repetido. Aunque logremos apartar la mirada seguimos viendo. El drama se alimenta ahora de nosotros. Encarnado en nosotros sale al mundo cada día exhibiendo ante los demás su tragedia cotidiana. Una cámara lo emite en vivo y en directo, en medio de anuncios.

El ahora

Un anuncio del libro de Etkhar Tolle: "El poder del AHORA. Pruébelo gratis por 30 días".

Pasado ese plazo, ya no es ahora sino después.

Blues del optimista

Yo envejezco, tu envejeces,
juntos tú y yo envejecemos.

Otros no envejecen, no envejecen más,
ya nunca envejecerán.

Bienvenido, siglo XIX

De un lado, quienes defienden la tortura animal en nombre de la Tradición.
Del otro, quienes defienden la integridad de las mujeres en nombre de los Derechos Humanos.
Por imposible que parezca, esto sucede en la España de hoy.

Bienvenido, siglo XIX.

Inteligencia artificial

Para bien y para mal, Google tiene su propia inteligencia: no recordaba el nombre de un conocido académico y solo tuve que escribir en el buscador: "académico catalán misógino".

Et voilá.

Una estrella más

Bajo la noche estrellada, contemplo largo rato el espléndido cielo. Es una suerte que exista un lugar donde nada importa nada. A veces, observando a los humanos, dan ganas de no existir. De ser, como estas, una estrella más, tan sólo materia de luz inexacta y fugitiva. El pensamiento perdido de alguien que no existe y no lo sabe.

Su envoltorio, gracias

"¡Publica un libro!", reza el anuncio.
Pero nadie hay que anime a escribirlo.
Menos aún a leerlo.

Los vendedores de envoltorios ya no saben qué inventar.